jueves, 31 de mayo de 2007

Puerto Rico

Los más veteranos supongo que ya estarán aburridos de oir hablar de él, pero aprovechando que me ha llegado este juego esta semana, voy a hacer una reseñita. Este juego es una de las "vacas sagradas" de los juegos de mesa, sobre todo de los Eurogames. De hecho es el número 1 en el ranking de la BGG (en base a la votación de los usuarios). Ya sabeis, "¡coma mierda!¡10000 millones de moscas no pueden estar equivocadas!". Bueno, ahora en serio, después de probarlo aqui, me recordó mucho al Colonization de Sid Meier (el juego de ordenador).


Comienzas la partida a tu suerte en una isla con una misera plantación y tu objetivo será convertirla en una prospera ciudad a base de expandir los cultivos, construir edificios, organizar a tus colonos para que trabajen, producir y enviar productos a la metrópoli o venderlos en el mercado local. ¿Sencillo no?. Bueno, en principio las reglas no son muy complejas (para ser un Eurogame si, pero hay juegos infinitamente más dificiles de entender, aqui la complejidad está en el propio juego, más que en las reglas), aunque las posibilidades son un poco abrumadoras la primera vez (y la segunda, y la tercera...) que se juega.


En cada turno, por orden, cada jugador irá eligiendo un que le permitirá a él y al resto de jugadores efectura alguna de las acciones anteriormente dichas. El elegir el rol proporciona al que lo elige un beneficio extra a parte de la acción normal. Cada jugador tiene su propia isla en la que ir construyendo su ciudad, lo cual da una idea de la actitud del juego: cada uno va un poco a su bola, escogiendo la acción que le beneficie más a él y menos a los demás.



Los puntos de victoria (que determinan el ganador) se consiguen por los envíos de mercancías en los barcos y por los edificios construidos, no por el dinero, por lo que muchas veces se cae en el vicio de construir demasiados edificios con habilidades interesantes, pero que no ayudan mucho a la victoria, y una vez que construyes, no se puede destruir, por lo que hay que tener cuidado y no construir por construir. Además, los PV son secretos, y solo puedes tener una idea de quien va delante y por cuanto.

Me gustan mucho los juegos en los que la mecánica y el tema del juego están de la mano (vale, se podría haber hecho un juego basado en la colonización de Alfa Centauri, aunque mejor no dar idea, que luego lo hacen...), y la ambientación no es un barniz que le pones a unas cuantas mecánicas juntas. También es un juego de suerte-casi-cero, y sin embargo, casi seguro que no se juegan dos partidas iguales. El único factor de suerte que interviene es en las plpantaciónes que van saliendo en el juego (y no hay dados ;)).

Los componentes son muy funcionales: no tienes miniaturas de plastico, ni edificios tridimensionales. Sin embargo, tiene una buena apariencia y además me encantan las piezas de madera ;).

Como datos adicionales, Devir va a sacar el juego en castellano proximamente, y existe una versión en forma de Juego de Cartas que se llama San Juan, también para varios jugadores (no como la versión de cartas del Catan, que es para 2).
El Puerto Rico venía en la caja con varios "amiguitos", que ya iré desmigando aqui ;)

2 comentarios:

Pako-nan dijo...

Y para cuando te puteamos?

Fdo: Un cabron

Diego dijo...

Voy a empezar a hacer como el del anuncio del Scattergorix...